viernes, 30 de noviembre de 2012

Galletas de mantequilla y galletas Serie Rosa

Hola a tod@s,no, no estaba perdida, jajaja,  he pensado que después de esta ausencia,  nada mejor que dejaros unas fotitos de mis ultimas galletas para que os valláis deleitando y la receta de las galletas de mantequilla que están super ricas.
Esta es la receta que yo huso para hacer las galletas decoradas, la encontré en el blog de el rincón de Bea, y como os he dicho están super ricas.
He preparado una serie de galletas a las que he  llamado " Serie Rosa."
Son galletas que llevan un sentimiento de Serenidad y alegría , también he preparado un adelanto para las Navidades que espero que os gusten, y mis pequeños angelitos, que tenia ganas de hacerlos y no encontraba el momento.
Pues ya están aquí, os los presento, para que os acompañen en estos dulces momentos y os hagan llegar un preciosa sonrisa.




GALLETAS DE MANTEQUILLA PARA DECORAR

INGREDIENTES: (salen unas 35 ó 40 galletas grandes de entre 8-10 cm)

 *  250 gr. mantequilla a temperatura ambiente
 *  250 gr. azúcar glass (yo lo hago con la Thermomix)
 *  1 huevo XL a temperatura ambiente
 *  650 gr. harina tamizada
 *  1 chorrito de leche para ligar la masa
 *   Aroma al gusto 

PREPARACIÓN:

1.- batir la mantequilla a velocidad media ( 2.5 en Thermomix) durante 1 minuto. Parar la máquina y bajar con una espátula lo que haya en las paredes y volver a  batir a la misma velocidad  otro minuto .

2.- Cuando veamos que la mantequilla tienen una textura cremosa, bajar a velocidad 1.5, e ir incorporando el azúcar glass a cucharadas, poco a poco. El azúcar tardará en integrarse totalmente. Cuando lo haga, volver a subir a velocidad 2.5.


3.- Bajar lo que quede pegado en el vaso, el batido durara unos tres  o cuatro minutos. Ya verás como  la mantequilla habrá blanqueado, aumentado ligeramente su volumen, y tendrá una textura esponjosa.

4.- Añadiremos el sabor deseado ( a mi me encanta hacerlas de vainilla), y muy poco a poco el huevo un poco batido y  mezclaremos a velocidad 2 hasta que esté totalmente integrado.

5.- Comenzaremos a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad 1.5 sin prisa  pero sin pausa. Iremos subiendo la velocidad a medida que echamos la harina y la masa sea mas consistente. Cuando estemos llegando casi al final , la masa comenzará a “desmigarse”, incorporaremos un chorrito de leche 3 ó 4 cucharadas y batiremos de nuevo hasta que se haya ligado la masa,(yo me ayudo con la espátula, porque la masa estará ya bastante consistente) Si nos pasamos con la leche y nos queda muy humeada le echamos un poco más de harina, pero lo ideal es ir echando la leche  poco a poco. Terminamos de ligar con la espátula.

Cuando hayamos conseguido una masa consistente y uniforme, colocamos sobre la mesa un papel de hornear y ponemos la masa de las galletas. Hacemos una bola chata  y la cortamos en cuatro trozos iguales . La masa estará untuosa,  pero no pegajosa, (no se nos tiene que pegar a los dedos)

Ahora vamos a hacer 4 planchas de esta masa entre el papel vegetal (yo lo compro en Mercadona)

Ponemos un papel vegetal y tomamos  uno de los trozos y le damos forma rectangular. Colocamos otro papel de vegetal encima y estiramos la masa con un rodillo, intentando que tenga un grosor uniforme, procedemos de la misma manera con los tres trozos restantes y guardamos estas planchas estiradas en la nevera.

La  dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas Yo la pongo sobre una bandeja para que no me coja formas ni se arruguen y siempre el trozo más grande en la parte inferior.
Pasado este tiempo ya podemos empezar a cortar nuestras galletas, al estar la masa fría no se nos deformaran.

 Retiramos el papel de la parte superior y cortamos las galletas con un cortador y las colocamos sobre la bandeja de hornear. Intentamos que sean todas del mismo tamaño ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse. Aunque esta masa no sube mucho, hay que dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta. No es necesario colocar papel de hornear en la bandeja de las galletas, en cuanto  las saquemos del horno y  todavía están calientes, las despegamos suavemente de la bandeja y las dejemos reposar durante 5 minutos ya no se pegaran . Nos parecerá que están un poco blandas, pero endurecerán al enfriar.

Los recortes sobrantes, los uniremos y volvemos a estirar entre dos papeles, y enfriamos en la nevera. Estos recortes los podremos utilizar 3 veces más, aunque la textura no será la misma que con la primera  masa estirada solo 1 vez.
Lo ideal es tener varias bandejas para ir cortando las galletas y horneándolas, mientras se hornean, seguimos cortando, sacando del horno y horneando la siguiente bandeja.

Precalentamos el horno a 180º e introducimos la bandeja de hornear durante unos 10 minutos , pero eso depende del tamaño de las galletas. Recordar poner las galletas del mismo tamaño ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse, las pequeñas necesitaran menos tiempo. Lo mejor es estar muy pendiente ya que 1 minuto más o menos puede tener un resultado no deseado, y quemarse nuestras galletas. 
Lo mejor es que desde los 8  minutos empieces a controlarlas.

Cada una conoce bien su horno, pero para saber  si la temperatura es correcta lo mejor es utilizar un termómetro de horno que os indique la temperatura exacta (yo lo compre en Casa) y poner el minutero de cocina es lo mejor para no olvidarnos de nuestras galletitas mientras se hornean.
Cuando las saquemos del horno las galletas se siguen tostando en la bandeja, por eso, si nos quedan un poco blanquitas, las podemos dejar enfriar sobre la misma bandeja,  las dejemos reposar cinco minutos, y las podremos mover  con una espátula y dejar enfriar en una rejilla.

Yo las dejo enfriar tres o cuatro horas antes de decorarlas .
Queda pendiente la decoración de las galletitas, que espero sea pronto, Un beso y una gran sonrisa.














No hay comentarios:

Publicar un comentario